fometando la relación entre España y Etiopía
¿quíen soy?     contactar     colaborar
 
Adopción
Económico
Inmigración
Perfil Geografía Historia Sociedad Economía Gobierno Días Festivos
ETÍO-TURISMO: Info Viaje Atracción  ( Natural | Histórica | Cultural ) Parques Nacionales
 
   
 
       

Lenguas etíopes

Calendario etíope

Aprenda amhárico
Amhárico I
Amhárico II
Amhárico III
Amhárico IV

Jesuita Español
Pedro Paez

Lugar de Interés
Addis Ababa

Moneda etíope

Cambio
Euro - Birr

Himno Nacional

(1 min. 24 seg.)

Atracción Historica
Lalibela
Axum
Gonder
Lago Tana
Harrer

Invierta en Etiopía

Lista web etíopes

División
Administrativa

Lideres Etíopes
Menelik II
Haile Selassie I
Mengistu H. Mariam
Meles Zenawi

Artículo
Migración de masas









 
Historia

ETIOPÍA

Único entre los países africanos, con su más de 3000 años de historia, Etiopía es uno de los estados más antiguos del mundo y el único país africano que nunca se sometió al colonialismo.

Con el nombre de Etiopía, los griegos designaban las tierras habitadas por personas de raza negra. De hecho, Etiopía significa, en griego, tierra habitada por personas de rostros quemados. En cambio, Abisinia, el otro nombre con el que se ha denominado el país, proviene de las gentes de origen árabe, que hace 4000 años se asentaron en zonas de la actual Etiopía. Desde entonces son innumerables los momentos de la historia en que Etiopía aparece como uno de los Estados más influyentes de la región.

El Obelisco de AxumEn tiempos antiguos, su poderío se centraba alrededor de Axum, la capital imperial localizada en la región norte del estado actual, cerca de 160 km de la costa del Mar Rojo. El Rico reino de Axum que desde el inicio de la era cristiana hasta avanzado el siglo VII sería la principal potencia comercial, administrando tierras tan extensas que llegaban hasta la actual Yemen y Arabia Saudí.

El origen del cristianismo en Etiopía se remonta al siglo IV, cuando dos comerciantes sirios cristianos, Frumencio y Edesio, convirtieron al rey Ezana. Este acontecimiento fue anterior a la conversión al cristianismo del emperador romano, Constantino. El rey Ezana declaró el cristianismo religión oficial de su imperio, otorgó tierras y privilegios a la Iglesia y acuñó la cruz en las monedas de su reino, un hecho que sucedía por primera vez en la historia del mundo.

Con la expansión de los árabes, la hegemonía del reinado de Axum comenzaría a decaer y Etiopía, un reino cristiano, quedaría cercado por países de cultura musulmana. Desde el siglo VII en adelante, Axum fue declinando al tiempo que los salomónidas iban perdiendo el control de su reino gradualmente.

Hacia el año 1000, una princesa no cristiana (tal vez judía, o quizá animista), llamada Judith, Guedit o Esato, venció al último de los reyes de Axum, aniquilando a toda la familia real (según la leyenda, se salvó el heredero, que luego restauraría la dinastía), y persiguió ferozmente a los cristianos. Judith y sus descendientes rigieron Etiopía hasta el año 1137, en que un agau llamado Mara Takla Haymanot los derrocó, estableciendo la dinastía Zagüe.

La dinastía Zagüe reinó en Etiopía hasta el año 1270. Su capital era laLalibela ciudad de Roha (actual Lalibela), en Lasta. El monarca más importante fue Lalibela (c.1185-1225), conocido sobre todo porque durante su reinado se excavaron las iglesias rupestres de Lalibela en la capital del reino, que tomó desde entonces el nombre del monarca.

El último rey Zagüe fue destronado por Yekuno Amlak, supuesto descendiente de los reyes de Axum, quien restauró la dinastía salomónica. Dicha dinastía recibe este nombre porque se proclama heredera, a través de los reyes de Axum, de Menelik I, hijo de Salomón y la reina Saba. Posiblemente fue en esta época cuando se redactó el Kebra Nagast (Libro de la Gloria de los Reyes de Etiopía, c. 1300), texto que reúne diversas tradiciones y cuyo principal propósito es fundamentar la legitimidad y continuidad de la dinastía.

De estos momentos data también el título de negus negusti, rey de reyes o emperador, que distingue al soberano de Etiopía. El título señalaba su preeminencia sobre otros reyes (negus), nominalmente sus tributarios. Todos los esfuerzos de los reyes de esta dinastía iban encaminados a lograr la unidad nacional basada en la religión cristiana y en su autoridad por derecho divino.

Durante el reinado de Zara Yakub (1434-1468), se reformó la administración de la Iglesia de Etiopía, que se había visto dividida por facciones, y se codificaron las doctrinas. Alrededor de esta época, apareció un sistema político que duraría hasta mediados del siglo XX. Se caracterizaba por monarcas absolutistas que exigían un servicio militar y diezmos a cambio de concesiones de tierras.

Cuando en el siglo XVI, los portugueses entran en Etiopía, se encuentran con un país políticamente similar a los estados feudales europeos, con tres clases sociales muy definidas: la nobleza, la iglesia y el pueblo llano.

Los Portugueses establecieron contacto con Etiopía para fortalecer sus dominios sobre el océano indico y para convertir a Etiopía al Católico Romano. Estos continuos intentos por convertir a los emperadores etíopes al catolicismo fueron infructuosos, y dieron lugar a inseguridad social y política por parte de aquellos que sentían la Iglesia copta como la espina dorsal de una cultura etíope independiente. Entonces empezó el conflicto entre fracciones de pro- y anti-catolicismo que duro más de un siglo, llevando al final, en los años 1630, a la expulsión del país de todos los misioneros extranjeros. Este periodo que se prolongo hasta finales del siglo XIX, fue un factor de peso que ha hecho que Etiopía quedese aislada del resto del mundo.

FasilDespués de un periodo de turbulencias y confusión dinástica, en 1632 fue proclamado emperador Fasilades. Le sucedió su hijo, Juan I, en 1667. En el siglo XVII renació artísticamente la cultura etíope, al ser expuesta a estilos de expresión procedentes de la Europa occidental y el mundo musulmán. Esto se hizo realidad especialmente durante el reinado del hijo de Juan, Iyasus I, también conocido como Iyasus el Grande. Tras ser coronado en 1682, Iyasus fue conocido como un amante de las artes, así como modernizador y brillante estratega militar.

Tras el fallecimiento de Iyasus en 1706, Etiopía entró en otro largo periodo de confusión dinástica y decadencia, durante el cual el país se dividió en varias regiones. La única fuerza unificadora durante todo este periodo era la Iglesia etíope.

Con el apoyo de altos jerarcas eclesiásticos, Ras Kassa, quien había vencido a unos cuantos pequeños gobernantes feudales en distintos lugares del país, se hizo coronar en 1855, como emperador portando el nombre de Tewodros II. Más tarde, cuando Tewodros encarceló a algunos oficiales británicos por conspirar contra él, el gobierno británico mandó una fuerza expedicionaria a Etiopía. El emperador prefirió suicidarse (1868) antes que ser hecho prisionero. Después de luchar contra otros aspirantes al trono durante cuatro años, Dejaz Kassai, gobernador de la provincia de Tigray, fue coronado como Juan IV gracias a la ayuda británica.

En la década de 1870, Egipto era el principal enemigo externo del Imperio. En 1875, el jedive Ismail Bajá extendió la protección egipcia al gobernante musulmán de Harar y mandó atacar Etiopía, tanto desde el norte como desde el este. Juan IV frenó la invasión egipcia, pero la continua expansión de Egipto por el mar Rojo y los puertos somalíes restringió el suministro de armas y otros bienes a Etiopía. Juan IV murió defendiendo su frontera occidental contra los sudaneses en 1889. Le sucedió Menelik II.

El territorio actual de Etiopía se consolido a finales del siglo XIX y alMenilik II principio del siglo XX, cuando el poderío europeo intento apoderarse del territorio dominado históricamente por Etiopía. Entonces el Emperador Menelik II, donde su mandato (1889-1913) coincidió con la carrera que los países europeos mantenían por la máxima ocupación de tierras africanas, se lanza a la misma carrera dedicándose a la conquista de tierras en torno a su Estado. Hasta esas fechas, la actual Etiopía estaba formada por diferentes reinos o por tierras habitadas por innumerables naciones sin Estado. Melenik II consiguió unificar a todos, unas veces mediante acuerdos, y otras veces por guerras, bajo un único estado etíope.

El patriota etíopeCon la apertura del canal de Suez en 1869, la costa del mar Rojo se fue convirtiendo en una franja cada vez más atractiva para los poderes europeos como área de colonización. Italia centró su atención en Etiopía. En 1889, Menelik II y los italianos firmaron el Tratado de Wichale, un tratado que establecía supuestamente acuerdos de amistad y cooperación, pero las versiones en amhárico y en italiano del mismo eran diferentes. Como resultado se inició una guerra entre ambos países y las tropas italianas fueron derrotadas en Adwa en 1896. Italia se vio forzada a reconocer la independencia de Etiopía y respetar sus fronteras.

Con la llegada al poder del dictador Benito Mussolini, se reanudaron los planes colonialistas de Italia sobre Etiopía, y en Octubre de 1935, Italia invadió el país. Pero, después de cinco años de heroica lucha de patriotas etíopes, Italia volvió a perder la guerra y ser expulsada de Etiopía.

Etiopía fue una de las naciones independientes que firmo la carta magnaEtiopía símbolo de África de Naciones Unidas y ha dado soporte material y moral para la descolonización de África. Este esfuerzo de Etiopía culmino con la creación de la Organización de la Unidad de África (hoy en día, Unión de África) y de la Comisión Económica para África, los dos teniendo sus oficinas permanentes en Addis Ababa.

 

Sobre Etiopía | Perfil Resumido | Geografía | Historia | Sociedad | Economía| Gobierno | Días Festivos

 

 

 

Puesto en servicio el día 26 de Julio de 2006
© 2008 www.dildiy.com
email: dawit@dildiy.com